Y después de la Dieta Keto, ¿qué?

 en Dietas

Si bien la Dieta Keto ofrece resultados notorios en cuanto a la pérdida de peso, el reto más importante será poder mantenerse una vez obtenidos esos resultados tan deseaos. Para poder lograrlo, lo ideal será mantener un estilo de vida saludable y una rutina alimenticia que sea similar a la de esta dieta cetogénica, que ayuda, además, a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

La Dieta Keto, también conocida como dieta cetogénica, es un régimen alimenticio que se basa en suprimir el consumo de carbohidratos por completo y orientar todas las porciones de alimento a proteínas. Con la Dieta Keto, cuando el organismo se ve falto de carbohidratos, entra en un estado que se conoce como cetosis, en el cual las células extraen la energía que está presente en las grasas, justo en este momento, el hígado transforma esas grasas en cuerpos cetónicos, moléculas que proporcionan nutrientes para el corazón, los músculos y el cerebro.

Parar el consumo de carbohidratos con la Dieta Keto solo podrá tener el efecto de cetosis cuando  el consumo de alimentos procesados como azúcares y harinas, así como legumbres, zumos, frutas y tubérculos, esté por debajo de los 50 gramos al día, lo que aproximadamente serían 100 gramos de pan. Es importante que un nutricionista evalúe las condiciones de cada organismo, para que no poner en riesgo la salud de la persona que decida someterse a este régimen.

Una vez obtenidos los resultados, bien sea pérdida de peso o un perfil más saludable, será necesario perpetuar este estilo de vida, ya que, de lo contrario, será muy fácil para el organismo recuperar el peso perdido, gracias a lo que se conoce como efecto rebote, donde pequeñas cantidades de carbohidratos, pueden desencadenar una descompensación abrupta en la que el peso regresa por partida doble.

 

Mantener los resultados de la Dieta Keto

El primer paso para mantener los resultados de la Dieta Keto, es adoptar este tipo de régimen alimenticio como un nuevo estilo de vida, sería un error abrupto volver a consumir carbohidratos una vez se obtengan resultados como la perdida de tallas. Lo ideal será seguir teniendo a las fuentes de proteínas y grasas saludables como primera opción, así como se recomienda ir incorporando las legumbres y tubérculos como complementos, ya que su impacto en el organismo es menor al de los alimentos procesados.

Una vez definido un menú más variado entre proteínas y vegetales, será necesario enfocarse en una rutina de ejercicios que se adapte a la capacidad de resistencia de cada persona, iniciando con ejercicios moderados para poco a poco ir aumentando la intensidad. Si las rutinas de ejercicios se van perfeccionando desde un nivel suave a un nivel alto, los resultados de la Dieta Keto serán mucho más duraderos en el tiempo.

 

Resultados de la Dieta Keto que inciden en la salud

La pérdida de peso que puede proporcionar la Dieta Keto, no solo se trata de un beneficio estético, sino que, también, tiene una incidencia directa en enfermedades que se pueden regular e incluso erradicar gracias a esta manera de consumir alimentos. Los beneficios más notorios están relacionados a la sensibilidad a la insulina, hormona encargada de enviar la glucosa a las células para consumirla o almacenarla, un ciclo que no se debe interrumpir ya que la pérdida de glucosa en la sangre, puede originar la diabetes tipo 2.

Con el solo hecho de poder controlar la diabetes, la Dieta Keto se convierte en una alternativa realmente saludable, pero sus beneficios no solo se quedan allí, ya que también tiene una incidencia muy favorable con respecto a enfermedades neuronales, entre las que destacan la epilepsia infantil, así como en enfermedades de Parkinson y Alzheimer, debido al efecto neuroprotector que desencadena esta manera de consumir alimentos.

Artículos recomendados

Déjanos un comentario

Start typing and press Enter to search