Diario de una dieta: KETO

 en Comida Preparada, Dietas

“Después de prometerme a mí misma que comenzaba la dieta en enero, lo pospuse a Reyes pensando en el roscón. Luego decidí acabar con los restos de turrones y dulces para evitar tentaciones… En fin, que cumplí años y entré en la cara B del disco y pensé: ¡Hasta aquí he llegado!”

Así comienza el relato de Marta, una amiga de Nococinomas.es que ya ha concluido la primera semana de la dieta Keto y ha tenido la gentileza de compartir su experiencia con nosotros. Este es el Diario de una dieta, la dieta cetogénica o dieta Keto, sin cocinar ni lista de la compra.

 

“¡Sí, hasta aquí he llegado! Así que me pesé y, al ver la cara de Peppa Pig en la báscula, me planteé varias opciones…

a) Seguir mojando magdalenas en los batidos de Biomanán

b) Volver a una conocida cadena de dietistas que me prescriben pastillas. Y, la verdad, yo me aburro cocinando sota, caballo y rey. O…

c) Probar algo nuevo.

Así que leí acerca de una interesante dieta que se llama KETO y, como por arte de magia, veo en Facebook una página de un sitio que la cocina y me la trae a casa. ¡¡¡No tengo que decir que me tiré de cabeza a la C!!!

Sin pastillas, sin ir a la compra y sin comerme el coco pensando qué cocinar. Así que llamo, encargo y no espero ni al lunes. ¡Voy a empezarla en sábado!

Lo mejor es que al hablar con ellos me pidieron mi opinión sincera de su dieta. Prometí ser honesta y crítica con lo que no esté bueno, aunque mirando la web esto tenía pinta de que iba a engordar más que adelgazar.

Día 1 dieta Keto, sábado:

Desayunar huevos con bacon es increíble. Estaba muy muy bueno y muy conseguido.

Tengo que decir que salí y he llegado a casa a las dos de la tarde como si tal cosa. Sin un pellizquito en la barriga.

Para almorzar salsa de roquefort y una ensalada y he sido la envidia de mis hijos. Después de eso, “lista de papeles”, hasta las cinco y media hasta que me he tomado un café.

Al llegar la cena, que ni me apetecía tomar nada, me sentía pesada y llena. Aunque tenía ventresca de atún para cenar deje más de la mitad, pero no perdoné un trocito de queso y una onza de chocolate, que también viene incluido en el pack de la dieta.

Día 2 dieta Keto, domingo:

Sinceramente, me da miedo pesarme acostumbrada a no desayunar. Y tomar huevos revueltos y chorizo me dejó llenísima esta mañana. Así que opté por un paseo y genial. Nada de hambre hasta la hora de comer.

La comida de hoy ha sido pollo con verduras y una ensalada. Me ha encantado y he probado una rebanada de pan keto, el cual no me ha sabido a nada, pero la idea de mojar sopitas en la salsa me ha hecho ilusión y me la he comido. De postre un yogur griego con azúcar que está de escándalo.

Tengo que decir que me siento llena y que no he picado nada en absoluto, lo cual es muy raro en mí, ya que suelo merendar galletas o algo dulce siempre.

Para cenar me esperaba una musaka. Todo un lujo y buenísima. Y despido el día de con una copita de vino para celebrar que lo llevo bien. Mañana me peso y os cuento.

Día 3 dieta Keto, lunes:

¡¡900 gramos menos!! Casi me da un infarto. Esto promete…

Desayunar revuelto de huevos con bacon antes de trabajar me dejó muerta, pero con fuerzas para afrontar el día. Por el horario de mi trabajo hoy he adelantado mi comida una hora y media con respecto al fin de semana. Hoy tocaba berenjenas rellenas de atún, ensalada y yogur.

A media tarde he tenido un poco de dolor de cabeza. No sé si del trabajo o de comer temprano. Así que tomé un poquito de queso y salchichón y mano de santo. Mejor que un ibuprofeno 600, ¿no?

De cena, pechuga de pavo con salsa de gambas y setas. ¡Todo un lujo! Y he terminado con mi onza de chocolate.

Día 4 dieta Keto, martes: Otros 200 gramos menos. ¡Voy por 1 kilo 100 gramos!

Hoy pensaba saltarme el desayuno, pero mi marido me animó y me calentó el revuelto con champiñones y tomates cherry. ¡Es increíble no tener ganas de comer, me tomo la mitad! Está muy bueno, pero demasiado temprano para mí. He llegado a la comida con ganas de probar el pollo al chilindrón, sin perdonar mi ensalada y me yogur. Todo en cantidad suficiente para quedarme satisfecha.

Además, hoy no me ha dolido la cabeza y he llegado a la cena sin tomar nada de nada. No es por hacerme la valiente, sino porque me siento saciada y llena. La semana pasada merendaba medio paquete de galletas o cualquier cosa que encontrara en la despensa. Lo reconozco.

Sobre las nueve me he preparado mis calabacines con carne y esta vez sí los he rectificado de sal. Ya no me ha apetecido nada más, aunque hoy no he dado mi paseo. Espero que la báscula no me castigue mañana…

Día 5 dieta Keto, miércoles: 200 gramos menos ¡1 kilo 300 gramos!

Hoy he vuelvo a desayunar huevos con bacon y un té. Llovía y me recordaba a mis días de Londres.

La verdad es que me siento más ligera y con mucho ánimo ¡Y me hace ilusión llevarme el tupper al trabajo! Mis compis alucinan con mis comidas y no se creen que sea una dieta. Caliento, abro, sirvo y no comparto, of course.

Un solomillo al Pedro Ximénez con ensalada y un yogur ha sido mi almuerzo de hoy para celebrar que estamos a mitad de semana. He llegado a casa a las seis y me tomé un cafelito. Sin nada de nada, ¡de verdad de la buena!

Acabo de cenar. Son las nueve. Una jardinera de champiñones, guisantes y jamón y al salón con serie de Netflix sin ganas de nada más.

Día 6 dieta Keto, jueves: 300 gramos menos. ¡Ya voy por 1 kilo 600 gramos! Increíble.

Hasta los “huevos” de tantos huevos, pero me los como no vaya a ser que encima engorde.

Me siento más ligera en la ropa, no es rollo…

Hoy me han sorprendido gratamente unos pimientos rellenos en salsa riojana en el almuerzo. Y, para variar, mi ensalada. Le he añadido queso y pavo y terminado con mi yogur griego blanco. No he necesitado nada más hasta la cena.

Al llegar a casa, he salido a dar un paseo de media hora (que hace mucho frío) ¡Y lista!

Acabo el día con una merluza con pisto y un poquito de queso. Todo exquisito. (No es peloteo). ¡Esta gente no me va a regalar una Thermomix!, pero guisan de escándalo…  Ahora al salón a ver Manisfest en Antena 3, la cual también recomiendo….

Día 7 dieta Keto, viernes: 200 gramos menos. 1 kilo y 800 gramos menos en total.

Hoy ha sido mi último día de dieta. Veía mi nevara con mis tres últimos tuppers y yo con pena….

Lo celebro con huevos con bacon que cuando calientas y mezclas quedan genial. Y lista para acabar la semana. Los viernes mis compis suelen comer fuera y yo ni las envidio. Tengo una ternera a la jardinera con ensalada y yogur. Quedé con ellas y me tomé una Cocacola zero. Feliz.

Al llegar a casa he celebrado el finde con un buen café con leche y llegado a la cena para concluir mi dieta con unas judías verdes salteadas con jamón. Por supuesto me he servido un vinito y un poquito de queso. ¡Buena peli en familia y me queda pesarme mañana!

Sábado: 100 gramos más.

Mi pérdida en una semana con esta dieta ha sido de 1 kilo 900 gramos. Casi casi he perdido dos kilos en una semana con la dieta Keto.

Tengo que dar las gracias y recomendarla al 100%. ¿Repetir? Un SÍ con MAYÚSCULAS.

Ha sido como volver a vivir en casa de tu madre con el plato puesto por delante a la hora de comer y sin preocupaciones. En fin, cuando miras la calidad de la alimentación que he comido, y la oferta que tienen es para no pensarlo.

Ahora toca informarme más de esta dieta y probar yo sola… ¡Todo un reto!”

Artículos recomendados

Déjanos un comentario

Start typing and press Enter to search